La comarca se dejó tentar por la Feira do Queixo de Moeche

Comparte en redes sociales

Casi una hora antes de la prevista para abrir el recinto ya había gente a la puerta.

Cientos de vecinos de la comarca se dejaron tentar por la Feira do Queixo de Moeche, donde 24 queserías de Galicia, Asturias, Castilla y León, Extremadura y Francia mostraron sus productos. «Empezamos a vender temprano y cada vez está más concurrido», comentaba a media mañana Rocío Lamas, de O Casal (San Sadurniño). «El kéfir y el queso ahumado son nuestras novedades y se demandan cada vez más, pero el cremoso es el más vendido», dijo.

 
Lácteos de Moeche, la firma local que colabora con el Concello en la organización, también ha renovado su catálogo, con el queso ecológico. «Este es un buen escaparate para que nos descubra gente de fuera», comentó un empleado, mientras sus compañeras se apuraban a entregar y cobrar las piezas para poder atender a los clientes que esperaban turno.

Quesos, mieles, mermeladas, panes, empanadas, bollería, conservas de pescado, chocolates, galletas o magdalenas de castañas conformaron el mosaico culinario de la feria, en un mercado renovado. En un extremo, Alén das Olas enganchó a los más pequeños en el taller de cerámica; y en otra punta, Mar y Ana, dos de las tres socias de As Lolas da Cascarilla, artesanía de San Sadurniño con hojas de maíz, exhibieron sus muñecas, la afición que va camino de convertirse en oficio.


Las panaderías Santa Cruz y Miguel agotaron las existencias al finalizar la mañana, igual que varias queserías, como Bisqato, de Guitiriz, que solo lleva cinco meses comercializando sus quesos de pasta blanda y corteza enmohecida. Cerca, Campo Capela presumía de requeixo y queso mouro; y en frente, Prestes, de San Simón da Costa, promocionaba el azul y el Cabuxa, de leche de cabras criadas en Galicia,

«Xa probei varios e non sei cal me gusta máis, creo que o de Moeche, polo orgullo de ser de aquí… », apuntó Manuel, un vecino. La alcaldesa, Beatriz Bascoy, que guio por la feria a la eurodiputada del BNG Ana Miranda, junto al regidor de San Sadurniño, Secundino García, también estaba contenta, por la afluencia de gente y por el ambiente. Las catas, el payaso Peter Punk o el folk del grupo Encrucillada animaron la tarde en Moeche.

 
1.050 firmas por el pediatra

Por la mañana ya había 800 y al final se recabaron 1.050 firmas en el puesto montado por madres afectadas, en la feria, para reclamar al Sergas que restablezca el servicio de pediatría en San Sadurniño, Moeche, Cerdido y As Somozas tal y como se prestaba hasta hace dos meses, con itinerancia y personal especialista. Quien se acercaba, al conocer el motivo de la reivindicación, no dudaba en plasmar su rúbrica.

Fuente: La Voz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *