Raviolis de queso y calabaza

Comparte en redes sociales

12 láminas de pasta wonton
300 g de calabaza
1 cebolleta
30 g de piñones
25 g de pasas
50 g de mantequilla
harina
90 g de queso de oveja
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta blanca
perejil

Ingredientes para 4 Personas

Pon las pasas en un bol, cúbrelas con aguay déjalas a remojo hasta que se hidraten bien. Retira y sécalas.

Pon a calentar una sartén sin aceite, agrega los piñones y tuéstalos. Retíralos a un plato y deja que se enfríen.

Pela y pica la cebolleta y ponla a rehogar en una sartén con un chorrito de aceite. Sazona. Cuando empiece a dorarse, retira la piel a la calabaza, pica y agrégala. Cocínala hasta que se haga bien. Pasa todo a un vaso batidor, tritura y pasa el puré a un bol, ralla encima el queso y mezcla bien. Incorpora los piñones y mezcla.

Extiende la mitad de las láminas de pasta wonton sobre una superficie lisa espolvoreada con un poco de harina, pon una pequeña porción de relleno en el centro de cada una, unta los bordes con un poco de agua y cúbrelas con el resto de las obleas de pasta wonton. Presiona los bordes para que se cierren bien.

Pon abundante agua a calentar con una pizca de sal en una tartera grande. Agrega los raviolis de 6 en 6 (sin que el agua hierva a borbotones) y cuécelos durante 3 minutos. Retira y resérvalos.

Para la salsa, pon a calentar una sartén con la mantequilla y un poco de aceite. Añade las pasas y calienta hasta que la mantequilla se funda.

Sirve 3 raviolis en cada plato y muele un poco de pimienta blanca encima. Salséalos y adorna los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Para evitar que la pasta wonton se quede pegada a la encimera, os recomiendo espolvorearla con un poco de harina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *